El adorno perfecto para dar la bienvenida en Navidad

Este año la corona de Navidad la he decorado con piñas y ramas de pino, muy tradicional, la estrella son las hortensias de invierno, tienen unos tonos preciosos entre verde y granate, me parecen elegantes, el toque final se lo doy con la craspedia, una bolitas con un amarillo muy especial que le da el punto de luz.

Es toda natural, la base es la misma del año pasado, solo le he añadido otra capa de musgo para dar más volumen, pues al secarse lo pierde, sujétandolo con alambre muy fino de color verde para que no se vea.

Consejo: No tires la corona, guárdala, te sirve de un año para otro, quita lo estropeado y vuelve a decorarla.