Pasillos, los grandes olvidados

La verdad es que son los grandes olvidados, pero son el espacio perfecto para colgar obras de arte, una serie de fotos de familia o recuerdos de un viaje especial, e incluso si cuentas con un pasillo amplio, una pequeña biblioteca, necesitarás un fondo de unos 30 cm para los libros, o también un buen mueble, una consola o una butaca quedarán genial.

 

img_4301

 

img_8068

 

img_8069

 

img_8070

 

img_8071

 

img_8067-1

 

img_8022

 

img_8030

 

img_8028

 

img_8035

 

img_8034

 

img_8031

 

img_8044

 

img_8046

 

img_8047

 

img_8052

 

img_8053

 

img_8063-1

 

img_8065

 

img_8060

 

img_8058

 

img_8055

 

img_8027

 

img_8045

 

img_8050

 

img_8057

 

Siempre cuando pintamos los pasillos pensamos en colores muy claros, incluso blanco pero los tonos oscuros agrandan visualmente el espacio, los arrimaderos de paredes, decoran y protegen.

Vestir el suelo con una o con varias alfombras siempre es perfecto.

 

img_8026

 

img_8025

 

img_8023

 

img_8021

 

img_8024

 

img_8036

 

img_8032

 

img_8039

 

img_8038-1

 

img_8043-1

 

img_8048

 

img_8051

 

img_8056

 

Otro factor importante es la iluminación.

Con espejos, no solo decoran, sino que multiplican la luz, te ayudarán a dar amplitud y a aumentar su luminosidad.

 

img_8061

 

img_8075

Imágenes vía Pinterest