Lo más dulce de la Navidad

El turrón clásico tiene forma de tableta y está hecho de almendras, piñones, avellanas, nueces, tostado todo y mezclado con miel y azúcar, su origen se remonta a siglos atrás, se cree que los árabes fueron los que introdujeron este dulce en España.

El turrón solo se toma en las fechas navideñas, por eso cuando vemos llenos los establecimientos de turrones sin duda estamos en Navidad.

En Jijona existe una leyenda sobre el Turrón. Dice así…

“…que un Rey contrajo matrimonio con una princesa escandinava, por lo cual ésta tuvo que venir a estas tierras dejando atrás su frío país de origen. La princesa se sintió muy triste al no poder disfrutar de los bellos paisajes de su país llenos de nieves perpétuas. El rey, desesperado por ver a la nueva reina decaída, para evitar su tristeza, tuvo la idea de plantar por todos sus territorios, alrededor del castillo, miles de almendros. De este modo, cuando los almendros florecieron, sembraron el paisaje de tonalidades blancas, de tal modo que todo parecía nevado, y la princesa volvió a recuperar su felicidad. Los habitantes de Jijona, a partir de ese momento, aprendieron a recoger los frutos de los almendros y a tratarlos, elaborando así las primeras muestras de turrón y derivados. ”

 

 

 

 

 

 

Existen muchas variedades, estos son turrones artesanos de yema tostada, chocolates, Baileys, tutti frutti, naranja, de las pastelerías Vait, por cierto el turrón de yema tostada de la portada es mi favorito.